Parish Office Hours:
Monday to Friday
8:30 AM - 4:30 PM

Change to English

A Special Announcement From Father Davis

Al encontrarnos ahora en la temporada de Primera Comunión, el mes de junio y el fin de otro año escolar exitoso, nuevamente me tomo el tiempo para reflexionar y hacer un balance del año que ha pasado tan rápido. Ya cerca de la finalización de ocho años (¡dos mandatos presidenciales!) como el Párroco de la Iglesia de Santa Teresita, tengo mucho por lo cual estar agradecido. ¡Juntos, hemos logrado tantas cosas para la gloria de Dios!

Ya sea la experiencia de nuestras liturgias hermosas, nuestra variedad de ministerios y servicios activos y vibrantes, el desarrollo de un personal profesional maravilloso, un grupo internacional e impresionante de sacerdotes devotos que forman una rectoría parroquial muy saludable, el mejoramiento de nuestra comunidad y su vida devocional, nuestras Misas de Sanación y peregrinaciones, la salud fiscal de las operaciones parroquiales y escolares en general, el alojamiento y entrenamiento de los seminaristas para el futuro ministerio sacerdotal, la creatividad en nuestras iniciativas de medios impresos y redes sociales, y todo el cuidado consumidor de la atención por el patrimonio de la parroquia, de hecho, se ha logrado mucho en relativamente poco tiempo.

Este año en la Arquidiócesis de Miami, con la jubilación de varios párrocos y la muerte imprevista de un par de nuestros sacerdotes diocesanos, la situación del personal de sacerdotes en nuestras parroquias católicas del sur de la Florida es bastante grave. Durante los últimos siete años, he trabajado en estrecha colaboración con el Arzobispo Wenski, como miembro de su Junta de Personal Sacerdotal, y conozco de primera mano las vacantes que deben cumplirse y las necesidades grandes de nuestra Arquidiócesis. Nuestros sacerdotes en todo el sur de la Florida han sido llamados una y otra vez para responder con flexibilidad a las demandas pastorales de una iglesia siempre necesitada. El próximo mes de junio no será diferente. Se llevarán a cabo muchos cambios de asignación para los sacerdotes, todos con el fin de servir mejor la singularidad de nuestro gran número de parroquias y su gran diversidad cultural. Al conocer la preocupación ejemplar del Arzobispo por el cuidado de las almas, me hice disponible, listo para ayudar, incluso listo para moverme. Para ser honesto, me encanta el cambio; amo el desafío, y amo a la Iglesia sin importar dónde se manifieste. Con esto en mente, cuando se me presentaron las necesidades de una parroquia más grande que la nuestra, y cuando me preguntaron si estaba dispuesto a asumir esas responsabilidades, naturalmente le dije al Arzobispo que "sí".

Recientemente, esta conversación se ha hecho realidad con el anuncio de mi traslado para convertirme en el nuevo Párroco de la Iglesia Católica de San Gregorio Magno en Plantation, Broward County, Florida, a partir del 15 de junio. Habrá pronto una transición rápida para mí y para nuestra parroquia.

Mientras comparto estas noticias con ustedes, las emociones mixtas llenan mi corazón. En muchos sentidos, me ha encantado ser su Párroco aquí en Little Flower. ¡Me han hecho sentir como un obispo en mi propia catedral! Sin embargo, es parte de mi ADN sacerdotal ser un hombre de la Iglesia, mirar el panorama más amplio del Reino de Dios y avanzar en el camino espiritual de seguir a Jesús. Ha sido mi alegría servirlos; y ahora será una alegría servir a la gente buena de San Gregorio, como lo he hecho en mis 11 tareas anteriores durante mis 29 años como sacerdote.

Un buen párroco nuevo para Santa Teresita ha sido elegido. Por primera vez en la historia de la parroquia, un sacerdote de herencia cubana-estadounidense asumirá el liderazgo de nuestra muy vibrante iglesia. El Padre Manny Alvarez, el Párroco actual de la Inmaculada Concepción en Hialeah, se convertirá en el nuevo Párroco de Santa Teresita, a partir del 15 de junio. ¡Creo que estarán muy contentos y bien cuidados también!

Por el bien de la planificación, mi propia misa de despedida será el domingo 9 de junio a las 10:30 am, seguida de una recepción en Comber Hall. Regocijémonos por todo lo que Dios ha hecho entre nosotros, a medida que comienza un capítulo nuevo.

Padre Davis