1 de Noviembre – Solemnidad de Todos los Santos

Mis Queridos Amigos,

¡Feliz Día de Todos los Santos!

En esta solemnidad, los invito a que abran el Catecismo de la Iglesia Católica para explorar una frase que decimos en el Credo todos los domingos. El párrafo 946 dice: Después de haber confesado “la santa Iglesia católica”, el Credo de los Apóstoles añade “la comunión de los santos”. En cierto sentido, este artículo es una explicación más de lo anterior: “¿Qué es la Iglesia si no la asamblea de todos los santos?” La comunión de los santos es la Iglesia.

El fin de semana pasado, comencé a predicar sobre la comunión de los santos, pero quería dejar la mayor parte de esa predicación para hoy. Esto es algo que es fundamental para nuestra fe católica porque lo profesamos todos los    domingos en el Credo y cada vez que comenzamos a rezar el rosario. En el párrafo 954, el Catecismo profundiza en       explicar esto enseñándonos acerca de los “tres estados de la Iglesia:”

“Cuando el Señor venga en la gloria, y todos sus ángeles con él, la muerte no será más y todas las cosas estarán sujetas a él. Pero en la actualidad algunos de sus   discípulos son peregrinos en la tierra. Otros han muerto y están siendo purificados, mientras que otros están en la gloria, contemplando ‘a plena luz, a Dios mismo trino y uno, exactamente como es”.

Muchos de ustedes recordarán sus viejos días de aprendizaje del Catecismo de Baltimore acerca de la iglesia Militante (aquí en la tierra), la Iglesia Penitente (las almas benditas en el purgatorio) y la Iglesia Triunfante (los santos en el cielo). Cuando celebramos la Eucaristía, estamos unidos de manera profunda con los que nos han precedido. La razón por la que mencioné la comunión de los santos la semana pasada fue porque estaba predicando en nuestra misa anual de embarazo y pérdida infantil. Les decía a los padres que han perdido a sus pequeños que incluso en    nuestra liturgia, la Iglesia afirma que estas almas inocentes están en el cielo y que a través de la comunión de los santos estamos unidos a ellos a través de la Santa Eucaristía. 

En este día, celebramos a los santos en los cielos que son modelos para nosotros de cómo amar a Cristo y que ahora están en el cielo, pero mañana en el Día de los Fieles Difuntos y durante todo el mes de noviembre, oramos por la Iglesia Penitente: las almas en el purgatorio que están siendo purificadas. El Catecismo afirma en el párrafo 958 que también estamos en comunión con nuestros fieles difuntos: Comunión con los muertos. “En plena conciencia de esta comunión de todo el Cuerpo místico de Jesucristo, la Iglesia en sus miembros peregrinos, desde los primeros días de la religión cristiana, ha honrado con gran respeto la memoria de los muertos; y ‘porque es un pensamiento santo y sano orar por los muertos para que sean liberados de sus pecados’, ella ofrece sus sufragios por ellos.” Nuestra oración por ellos es capaz no sólo de ayudarlos, sino también de hacer efectiva su intercesión por nosotros. 

Mañana, en el Día de los Fieles Difuntos, tendremos la oportunidad de reunirnos para orar por las almas de nuestros seres queridos difuntos. A las 7:00 p.m., tendremos una misa solemne para todos los fieles difuntos, y los invito a traer una foto de sus familiares difuntos para que podamos colocarlos en el carril del altar. Durante el ofertorio, incienso esas fotos mientras oramos para que sus almas sean recibidas por Dios para que no sólo reciban los méritos del cielo, sino que también intercedan por nosotros hasta que todos nos encontremos en el reino celestial. 

Finalmente, después de que la Misa del Día de los Fieles Difuntos haya concluido, expondremos el Santísimo           Sacramento en nuestra iglesia durante 24 horas para orar por nuestra nación durante este próximo día de elecciones. Cuando nos arrodillamos ante Cristo en el Santísimo Sacramento, todos los ángeles y santos del cielo se unen a nosotros. Recuerdo que uno de mis directores espirituales del seminario me dijo que me imaginara cuando oramos a todos nuestros santos favoritos sentados con nosotros adorando al Señor e intercediendo por nosotros. Por lo tanto, los invito a venir y pasar una hora con nuestro Señor durante este momento tan importante en la historia de nuestra nación. El Padre Omar dará la Bendición a las 7:00 p.m. del martes por la noche para concluir la devoción de 24 horas. Además, y esto debe ir sin decir en este punto, ¡por favor voten! Es nuestra obligación moral como católicos participar en el proceso político mientras buscamos edificar el Reino de Dios aquí en la tierra. Oremos por nuestra nación a través de la intercesión de María, la Inmaculada Concepción que es la patrona de los Estados Unidos, y oremos por la paz en nuestros corazones y en toda esta gran nación esta semana. Esperamos verlos esta semana en el altar del Señor mientras nos unimos en oración con todos los santos.

Que Dios los bendiga a todos, 

Fr Manny Signature